Web by -move

2017

El hombre sin sombra 

“EL HOMBRE SIN SOMBRA es un disco que habla del amor y sus consecuencias. Un álbum conceptual sobre las múltiples caras del amor. 12 canciones escritas con sudor y lágrimas , a lo largo de un año difícil.

Grabado , interpretado y producido , mano a mano con Paco Loco , en su estudio de El Puerto De Santa Maria. Mezclado por John Agnello y masterizado por Greg Calbi en Sterling Sound , NY.

Es decir el mismo equipo técnico que mi anterior trabajo, CORAZONES, aunque aquí hemos ido un paso más allá, al grabar las canciones en un 8 pistas analógico!!! Todo un reto , en los tiempos digitales en los que vivimos … Sonido acústico, con alma y grano.

Finalmente destacar la voz de Maika Makovski muy presente a lo largo del disco.

EL HOMBRE SIN SOMBRA es un retrato fiel de mis gustos musicales y mis sentimientos personales.”

Mikel Erentxun.

2015

 

Pocas cosas resultan más previsibles que las palabras de un artista que presenta un nuevo disco. Rara vez se alejan de ese manido desfile de tópicos que cualquiera podría recitar sin vacilar: intimista, personal, arriesgado, maduro… Y todos ellos podrían describir Corazones, el último trabajo de Mikel Erentxun hasta la fecha. En esta ocasión dejaremos los clichés a un lado y nos limitaremos a escuchar a las canciones: Corazones es un ejercicio de equilibrio, dignidad y oficio.

Partiendo de las coordenadas sonoras de Mikel Erentxun (Dylan, The Beatles, Wings…), Paco Loco da una vuelta de tuerca a su sonido y lo lleva a cotas completamente inéditas: baterías ladeadas, guitarras y voces registradas desde la lejanía, originales sonidos de teclado… un montón de elementos que, en suma, dan como resultado el que posiblemente sea el disco más original de Mikel. El singular productor tiene un peso importante, ya que se trata de un disco facturado a medias, en el que Erentxun –reforzado por el propio Paco Loco- ha grabado prácticamente todo lo que suena: baterías, bajos, teclados, guitarras y voces. Un detalle que habrán celebrado en la compañía, que invierte en esta producción una décima parte que en alguna de las anteriores, que a la vez deja un poso artesanal, humano, que posiblemente hará que este disco soporte mejor el paso del tiempo. El grafismo en sí es una declaración de intenciones. La portada, claro guiño a The Beatles, intuye un sonido analógico. Corazones deja muy claro que en la carrera de Erentxun hay una etapa británica, otra americana y una tercera que abre Detalle del Miedo: la era analógica.

Corazones, es además el primer disco de Erentxun en el que todos los textos están firmados por el propio Mikel. Se trata de un repertorio que se gesta desde el borde de la vida –o desde la UVI del Hosptital Donostia-.Porque resulta imprescindible enlazar Corazones con el pasado más inmediato de Mikel: el regreso de Duncan Dhu en 2013. Ese año, Warner México se plantea un recopilatorio con los números 1 de la banda para lanzarlo en América. Lo que empieza como estrategia comercial, acaba dando pie a algo que no había sucedido en 14 años : que Diego Vasallo y Mikel Erentxun vuelvan a escribir canciones para la banda que los dio a conocer.

Cuando Llegue el Fin, un tema de una solvencia extraordinaria, es el single de presentación. Pero la publicación del ep El Duelo se aplaza cuando, en marzo de 2013, aquejado de un fuerte dolor en el pecho, Mikel ingresa en la UVI del hospital Donostia y es operado de urgencia a causa de una arteria obstruida. Un episodio que, entre otras cosas, supone el germen de Corazones. El Tour de Duncan Dhu es un éxito a todos los niveles, únicamente empañado por una lesión de espalda impide a Vasallo acabar una gira diseñada para presentar en directo los temas El Duelo y Crepúsculo (álbum de despedida de la banda, publicado en 2001, que nunca llegó a presentarse en directo). Pero regresamos a mayo de 2015. Nos situamos en uno de los primeros conciertos del Tour. Muy poca gente en la sala. La guitarra de Mikel enchufada a un Bluesbreaker del 62 y el Fortunate Son de la Creedence como sintonía: sin lugar a dudas, vuelven los días de pantano. Aunque la carrera de este licenciado en arquitectura ha atravesado muchas etapas hasta llegar a este aquí.

2010

 

En Marzo se publica Detalle del Miedo. Se anuncian cambios. Y se producen cambios. En primer lugar, es un disco de Mikel Erentxun & Las Malas Influencias: un disco de banda. Es el álbum que abre la era analógica.

El tándem Erentxun / Cormán alcanza –posiblemente- su máximo esplendor, en un trabajo que además de Ángela, single de presentación, esconde joyas como Éramos dos Hielos, Detalle del Miedo o El Mejor de Mis Días, y temas que en otro momento serían grandes éxitos, como es el caso de Pidiendo Pista.
La cuerda y los metales tienen un peso muy importante, en un disco que lo mismo nos acerca a Elvis que a Wilco. En principio se valora grabar en América, pero finalmente se opta por Londres, donde vuelve a aparecer el mundo Beatle.

Una grabación realizada por Cameron Jenkins en la que Erentxun asume la producción. Casi todos esos nuevos conceptos se ven reforzados en 24 Golpes, que ve la luz en enero de 2012. Esta vez Mikel apuesta por un productor, Henry Hirsch (un habitual de los discos de Lenny Kravitz). Entre las referencias, lo más novedoso es la búsqueda de la atmósfera Bowie, como queda patente en el single Si te Vas –que aspira a convertirse en clásico del repertorio de Erentxun-. En general es un álbum más crudo y roquero que el anterior, que –en plena era digital- ahonda en mundo analógico, dando como resultado un sonido casi “maquetero”. Erentxun vuelve a escribir textos y firma la mayoría de ellos, pero cuenta con la ayuda de José Ignacio Lapido, JM Cormán y Rafael Berrio.

En paralelo, se publica Eléctrica Pkwy, una edición limitada que consta de 10 temas que Mikel graba en su casa, que además incluye un tema escrito con Diego Vasallo. Mikel ha demostrado ser un artista todoterreno. Su exuberante inquietud le ha llevado a evolucionar bien y a tiempo. Y a nosotros –a todos lo que le seguimos- nos ha enseñado muchas formas de entender la música. Constantemente ha abierto ventanas, que en algún caso, acabaron convirtiéndose en puertas.

2006

 

En 2006 llega El Corredor de la Suerte. Un doble, producido por él mismo, grabado en Du Manoir (Francia) y mezclado en Londres, bajo la mirada de Cameron Jenkins. En los créditos, se encuentran algunos de sus amigos de guardia, como Juan Aguirre y Eva Amaral (Amaral), Dani Martín (El Canto del Loco), Xabi San Martín (La Oreja de Van Gogh) o su admirado Lloyd Cole. Un doble CD, que en lo artístico, también apuntaba en una doble dirección: una cara eléctrica –o más desarrollada- y otra acústica, más sencilla. Un disco de banda, en el que las guitarras tienen un peso definitivo. 20 canciones que salien de 3 maquetas que suman un total de 33, en las que toda la música está escrita por el propio Mikel, y en los que su inseparable JM Cormán muestra su mejor cara, con unos textos que confirman el nuevo rumbo iniciado en su predecesor, Ciudades de Paso; letras muy urbanas, si cabe más narrativas. Todo ello sin perder ni un ápice de elegancia, dejando patente que los discos de Mikel Erentxun esconden textos de nivel altísimo: Moneda de tres caras, Placebo o Marcos y Nerea son buena muestra de esto. Mikel es acreedor de una trayectoria tan vasta como brillante, que no parece apuntar a un fin más o menos próximo. Y es que contrariamente a lo que le ocurre a muchos de los que iniciaron su carrera mediados los 80, Erentxun ha tenido el talento y la intuición necesarias para transitar por el tiempo –y las generaciones- de la mano del tiempo: Mikel no es nuevo, es actual.

Su presentación en directo pasa por el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián en abril de 2007, y en ese mismo escenario, entre 31, el 1 y 2 de febrero de 2008, Mikel tiene ocasión de llevar a cabo una antigua aspiración: grabar el directo de Mikel Erentxun. A la banda – formada por Manolo Mejías, Rufo Urbina y Rubén Caballero- se suman Joserra Senperena y Fran Iturbe. Revisan los éxitos de Mikel Erentxun, y se filma un documental al estilo de El Último Vals. Antes de que sea promocionado en ningún medio, y en cuestión de horas, se vende todo el aforo del teatro. Por ello, la organización se ve obligada a programar tres conciertos que se venden en su totalidad, y del que sale un álbum en directo que cuenta, además, con la participación de Leiva, Bunbury, Ivan Ferreiro, Rafa Berrio, y Amaia Montero.

2000

 

Te Dejas Ver supone el fin de la era británica. Producido por Fred Maher y grabado en Los Ángeles, el álbum que contiene California o Rara Vez, es un disco de clara orientación americana que proporciona un sonido mucho más amable y envolvente: la String Orchestra deja paso al Pedal Steel. En un reparto de lujo, Mathew Sweet, Lloyd Cole y Rusty Anderson son las estrellas rutilantes de un elenco de ensueño que crea un disco lleno de luz, donde hasta los textos –producto del ya consolidado tándem- invitan a un clima de optimismo insólito hasta la fecha.

Duncan Dhu se despide en 2001 oficialmente con Crepúsculo, un radiante adiós que se traduce en sus últimas 21 entregas; aunque durante 2005 aparecerán Cien Gaviotas Dónde Irán (disco tributo) y una nueva recopilación de éxitos y rarezas, 20 años de canciones, que conmemora el vigésimo aniversario de la banda donostiarra.

En 2003, ahondando en las intenciones de su predecesor, aparece Ciudades de Paso, un trabajo sobresaliente, definitivamente americano. Duncan Dhu ha cerrado una extraordinaria carrera, y eso hace que Mikel pueda desprenderse –por fin- de ese maravilloso lastre que ha supuesto formar parte de una de las bandas más grandes que ha dado nuestro país. Ya nunca más se verá obligado a diferenciar: por primera vez elige cuándo y dónde quiere llegar. Joe Blaney produce un disco que se graba en los habituales Estudios Du Manoir, en Las Landas francesas. El chileno Beto Cuevas –lider de La Ley- hace un dueto con Erentxun. JM Cormán aporta textos más urbanos y llegadores.

En 2004 se edita Éxitos, que Mikel ha definido como un ejercicio de catarsis que abre un futuro que ya es presente. Coti Sorokin aporta el texto a Esos Días, uno de los temas inéditos que contiene el recopilatorio.

1997

 

Mikel deja claro con su tercer solitario que su inquietud y capacidad creativa no conocen límites: éste es su disco más pretencioso y maximalista, y a la vez, su trabajo más británico. La tecnología –en forma de samples o loops- acerca este repertorio a propuestas como Radiohead o The Verve. De nuevo en Du Manoir, Erentxun asume el peso de su producción más afanada. Resulta evidente que la carrera de Mikel es una válvula de escape a su desbordante inquietud, que no tiene lugar en una carrera tan definida –a esas alturas- como la de Duncan Dhu. En otro ámbito, el universitario, Erentxun se licenciaba en 1998 como arquitecto, después de una “carrera de fondo” de 14 años que tuvo que compaginar con su carrera como músico.

Y Duncan Dhu recopila sus éxitos en Colección 1985-1998, un doble CD que iría acompañado de un tour de presentación. En 1999, Siete Años constituye un resumen de sus tres primeros solitarios al tiempo que presenta a Mikel Erentxun en EEUU.

1995

 

El segundo álbum en solitario de Mikel es, seguramente, el gran incomprendido de su colección. Naufragios era –en apariencia- una colección de canciones, una grabación más inocente. En esta segunda entrega hay un concepto: se busca una crudeza, un sonido saturado y áspero que acercaba a Mikel a las propuestas más influyentes del momento; Oasis, Blur, Pearl Jam, Ride, etc. El Abrazo del Erizo es, a la vez, un título muy acertado: apariencia arisca –trazada con guitarras saturadas- que transmite toda la inquietud que para este creador supone la barrera de los 30 años, para un fondo dulce, traducido en elegantes textos de corte intimista. JM Cormán tiene esta vez mayor presencia en los textos. Como en Naufragios, Mikel se vuelve a encargar –junto a Colin Farley- de la producción. Es un álbum grabado y mezclado en Londres que cuenta con colaboradores de la talla del malogrado Robert Quine o Miguel Bosé. De Espaldas a Mí o Suelta las Riendas de mi Corazón son fruto de aquellas sesiones de grabación.

1992

 

Año cero. Mikel se encuentra con un material que no tiene cabida en la dirección artística que está tomando Duncan Dhu. Eso le empuja a grabar Naufragios e iniciar –al margen de la banda- su carrera en solitario. El ensayo le supone 250.000 copias y algunas canciones que han quedado para la historia, como A un minuto de ti o Esta Luz Nunca se Apagará (adaptación del There is a light that never goes out de sus venerados The Smiths). Al margen de esta versión, todo el repertorio está firmado por Erentxun, aunque Diego Vasallo aporta el texto a Champagne, Juan Eguía hace lo propio en Queriendo Alcanzarte. Además, Mikel encuentra al que se convertirá en uno de sus colaboradores más habituales. Un día del lejano 1991, tal vez 1992, un anónimo JM Cormán –artista donostiarra que para entonces ya ostenta una dilatada trayectoria como pintor y poeta- se dispone a retirar dinero de un cajero cuando alguien le toca la espalda: el “atracador” se llama Mikel Erentxun, que de esta manera le propone escribir un texto para su nuevo disco.

A un Minuto de Ti se convirtió en la primera canción que escribió el que sin duda compone uno de los más brillantes tándems creativos del pop-rock español.

En 1994 vuelve Duncan Dhu. Ese año se edita Piedras, que supone un retorno a lo acústico, y precede a una gira con maneras de superproducción –con 7 músicos sobre el escenario- que acaba con un disco en directo: Teatro Victoria Eugenia.

1965

 

La casualidad hizo que naciese en Venezuela (Caracas, 23 de febrero de 1965), pero con apenas un año se instaló en San Sebastián. Desde allí, primero como líder de Duncan Dhu y más tarde en solitario, echó a rodar una de las trayectorias más apuntaladas del Pop-Rock escrito en español. Mediados de los 80, San Sebastián. Ajeno a la escena musical vasca del momento, surge Duncan Dhu, un grupo de pop acústico con cierto poso rockabilly. Antes de que esto ocurriera, Mikel Erentxun ya había fundado en el Colegio Francés, junto a su amigo Luis Fuentes, su primer grupo, los Hillbilly Cats; con apenas doce años ganan el premio del concurso de las fiestas de Amara, el barrio de San Sebastián donde residen. Más tarde llegan Los Aristogatos, su segunda banda, con la que graba su primer tema en estudio: “Visita al hospital”. Y al poco de disolverse Los Aristogatos, Mikel sienta las bases de lo que será su siguiente proyecto.

Junto a Diego Vasallo y Juan Ramón Viles (en ese momento parte de Los Dalton) da vida a una banda que se acabará convirtiendo en uno de mayores referentes del pop en castellano de las últimas décadas: Duncan Dhu. Ataviados como escoceses, llegan a Madrid con una maqueta y un pergamino que recogía una Declaración de Principios. ¿Cuántas veces habrán quedado quebrantados? Apostaría a que muchas, y es que, Mikel Erentxun es –sobre todo- un creador en constante proceso de reciclaje. Su talento no pasa desapercibido para Grabaciones Accidentales (GASA), que apuesta por ellos incluyendo dos temas en un recopilatorio de nuevas bandas llamado La única alternativa.  Por Tierras Escocesas (1985), Canciones (1986), El Grito del Tiempo (1987) y Grabaciones Olvidadas (1988) están repletos de melodías sencillas y efectivas sin excesivo barniz, en las que, sobre sencillas bases rockabilly de escobillas y pandereta, las guitarras acústicas dibujan con libertad. Un universo que crean con la ayuda de Paco Trinidad, que produce todos estos trabajos. De esa etapa han quedado auténticos himnos como Cien Gaviotas, Esos Ojos Negros, En Algún Lugar o Una Calle de París. Antes de grabar Autobiografía (1989), Juan Ramón Viles abandona la banda.

Éste será el primer disco doble de estudio que graba un grupo español, para muchos uno de los grandes trabajos de la historia de nuestra música. El stage de grabación tiene lugar en Londres, y en la nómina de colaboradores nos encontramos pesos tan pesados como Bruce y Pete Thomas, Black o Sam Brown. 30 canciones de las que se extraen singles como Entre Salitre y Sudor, Rozando la Eternidad, Palabras sin Nombre o Rosa Gris. Colin Farley se ocupaba de la que hasta el momento era su grabación más pretenciosa. 100 conciertos en España y un World Tour que pasa por EEUU ponen de manifiesto que el grupo está en su momento álgido. Una proyección internacional que queda subrayada con una nominación a los Grammy, y la aportación de un tema –Herida de Miel- a la película Dick Tracy. Supernova (1991) es el disco más singular de Duncan Dhu. Sorprendente, arriesgado, huele a soul y música negra; las melodías de siempre tienen aquí un tinte electrónico, y las cajas de ritmos encuentran su lugar en unas bases que nos acercan a la música de baile.